¿Es la Ordenación Bíblica? Ted Wilson responde

La siguiente discusión fue publicada por el pastor Ted Wilson en su página de Facebook. Creemos que proporciona información útil sobre la cuestión de la ordenación.

“¡Feliz día de reposo, familia de la iglesia mundial! Hoy veremos una pregunta que ha surgido en la iglesia en los últimos años. Mientras estudiamos esta cuestión juntos, los animo a que se tomen el tiempo de buscar cada pasaje de la Biblia, y haga clic en los enlaces para obtener más información. Que el Señor lo guíe en este importante estudio.

Pregunta: La unión de la iglesia donde vivo ha quitado el título de ordenación de todos los pastores y ha decidido no ordenar nuevos pastores. He recibido grandes críticas por defender las políticas de la iglesia con respecto a este asunto. Los líderes de la iglesia están enseñando a sus miembros que la ordenación no es bíblica y que nunca se usó en el Nuevo Testamento. ¿Podrías ayudarme a entender por qué usamos la ordenación como iglesia y si es o no una teología bíblica? – Richard, nombre del país retenido

Respuesta: Richard, es interesante que muy recientemente algunos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día cuestionaron si la práctica de la ordenación es bíblica o no. Como adventistas del séptimo día, siempre hemos reconocido que la Biblia claramente afirma la práctica de la ordenación. Al leer la discusión a continuación, los aliento a que busquen los textos que se enumeran para que puedan leer la evidencia bíblica por sí mismos.

La ordenación es un concepto bíblico que comenzó con Jesús llamando y nombrando (ordenando) a los 12 apóstoles (ver Marcos 3: 13-19, Lucas 6: 12-16, Mateo 10: 1-4, Juan 15:16). De hecho, en un sentido único, podrías considerar que fue modelado incluso desde antes cuando el Padre designó y envió a Su Hijo como un Apóstol a esta tierra para hacerse uno con nosotros como humano pero también para mantener Su divinidad, Cristo llevó a cabo Su misión especial de salvación para aquellos que lo aceptan como Salvador y Señor (ver Hebreos 3: 1).

Antes de que Jesús ascendiera al cielo, se aseguró de que el fundamento de su iglesia se estableciera sólidamente sobre la base de los apóstoles y profetas, siendo él mismo la principal piedra angular (véase Efesios 2:20).

A medida que la iglesia creció rápidamente, los apóstoles se dieron cuenta de la necesidad de obreros adicionales en la iglesia y ordenaron a siete diáconos (ver Hechos 6). También tenían ancianos (Hechos 11:30), es decir, líderes espirituales ordenados mediante la imposición de manos, para tomar su lugar en Jerusalén para que pudieran llevar a cabo la comisión de Cristo de llevar el evangelio hasta los confines de la tierra (Hechos 1: 8).

De hecho, los apóstoles ordenaron ancianos en cada iglesia (Hechos 14:23). Pablo y Bernabé fueron ordenados para su misión en Antioquía y enviados (Hechos 13: 1-3). Pablo pidió a Tito que ordenara ancianos en cada iglesia (Tito 1: 5). Y Timoteo fue ordenado para su trabajo geográficamente más amplio de ministerio evangélico por Pablo y el consejo de ancianos mediante la imposición de manos (véase 1 Timoteo 4:14 y 2 Timoteo 1: 6).

Al comienzo del movimiento Adventista del Séptimo Día en la década de 1850, en respuesta a dos visiones separadas de Ellen White llamando al “Orden del Evangelio” (ver Early Writings , pp. 97-104), nuestros pioneros adventistas estudiaron la Biblia a fondo en el El tema de la ordenación y estableció esta práctica bíblica, establecida desde hace mucho tiempo y universal entre los Adventistas del Séptimo Día que usamos hoy en todo el mundo.

En 2014, un documento titulado, “Declaración de consenso sobre la teología de ordenación” fue aprobado casi por unanimidad por el Comité de estudio de teología de ordenación (TOSC), y posteriormente fue aprobado abrumadoramente por los miembros del comité ejecutivo durante el Concilio anual.

Los exhorto a ustedes, a los miembros de la iglesia, a los pastores y a todos los líderes de la iglesia a leer esta declaración oficial de la iglesia con cuidado y oración, y reflexionar sobre su importancia para cada región de la iglesia mundial.

Además, aunque basamos nuestras creencias y prácticas en la Biblia, es útil ver cómo los escritos de Elena G. de White, que creo firmemente que fueron inspirados por Dios, afirman lo que leemos en la Biblia acerca de que Cristo ordenó literalmente a los doce discípulos y puso sus manos sobre sus cabezas en el servicio de ordenación. En el libro, El Deseado de todas las gentes, en el capítulo titulado “La ordenación de los doce” (note que el título real dado al capítulo incluye la palabra “ordenación”) leemos la siguiente descripción clara, tierna e inspiradora de la ordenación de los apóstoles por Cristo mismo:

“Cuando Jesús hubo dado su instrucción a los discípulos congregó al pequeño grupo en derredor suyo, y arrodillándose en medio de ellos y poniendo sus manos sobre sus cabezas, ofreció una oración para dedicarlos a su obra sagrada. Así fueron ordenados al ministerio evangélico los discípulos del Señor. “(p.263).

Los animo a que lean todo el capítulo en: La ordenación de los doce

¿Es la Ordenación Bíblica? Ted Wilson responde
4.5 (90.81%) 37 votos

Comentarios

Loading Facebook Comments ...