Recursos Bíblicos

¿Jesús bebió Vino Fermentado?

Algunos aseguran que no hay ningún problema o pecado al consumir bebidas alcohólicas pues según ellos, el mismo Jesús bebió vino y por lo tanto no deberíamos preocuparnos al ingerir estas bebidas. Tal afirmación tan irracional es una excusa para participar del pecado y de lo que no es bueno, pues tras un estudio cuidadoso podemos comprender que el vino que Jesús tomo no era fermentado, era mas bien un Jugo de Uvas beneficioso para el cuerpo. No pudo contradecirse Dios al señalar las bebidas embriagantes como dañinas y después consumirlas.

“El vino es escarnecedor, y la bebida fuerte alborozadora; todo aquel que por ella es vencido, no es sabio” (Prov. 20:1).

Tanto el vino de la cena como el de las bodas de Canaán de la Galilea no era fermentado, porque Jesús jamás aceptaría usar aquello que tan fuertemente es condenado en la Biblia.

¿Podría Jesús, el Creador, haber fabricado una bebida destructiva?

Es inconcebible que nuestro Señor, después del recibimiento del Espíritu, haya producido en Su primer milagro intoxicantes, principalmente lo que representa el mayor oponente de la vida del Espíritu. “No se embriaguen con vino, pues eso será la perdición de ustedes. Al contrario, queden llenos del Espíritu de Dios” (Efesios 5:18; La Biblia Hoy).


A continuación un estudio donde se explica con mas detalles esta cuestion.

Deja tu comentario